Victor Jara por Ricardo García. Doble homenaje a dos grandes cultores.

Se recuerdan que en un artículo anterior, deje indicado que escribiría de Ricardo García (Inicio).

Ese día ha llegado, y les cuento que en un libro editado por el sello Alerce, titulado "Ricardo García, un hombre trascendente" (también con un subtítulo de "Una obra trascendente"),
está a la venta en el Sello Alerce, en este libro hace una recopilación José Osorio Cubillos, de algunos textos escritos por Ricardo garcía en los diferentes medios de comunicación donde el trabajó o aportó con unos artículos.

Este trabajo de RICARDO GARCÍA: UNA OBRA TRASCENDENTE, viene a nuestras páginas a rendir un homenaje a Victor Jara, a su recuerdo, a lo que el dejó, y a lo que Victor significa para nuestra cultura.

Se dan cuenta ustedes, que la música y la cultura, une a dos personas muy queridas por nuestro mundo cultural, y este homenaje es para estos dos luchadores de nuestro Patrimonio en folclore y en nuestra identidad.

Escribe Ricardo García a Victor Jara.

Víctor Jara
(Fortín Mapocho, septiembre de 1988)

Nunca estuvo más presente que hoy.
Nunca su voz sonó más nuestra que hoy.

La última vez que nos vimos (para una entrevista radial) habló de sus proyectos, su convicción total de que la sensatez, la cordura de unos y otros se impondría finalmente. Fue una semana antes del once.

La UTE rodeada y bombardeada, el horror del Estadio Chile, la inútil búsqueda, el correr de un lado a otro procurando saber qué ocurriría con él, con sus compañeros, la sonrisa bondadosa de funcionarias de la Cruz Roja:

-No se preocupen... todos están bien... haremos lo posible por ubicarlo...

Joan, su compañera, lo encontró finalmente. Desde ese momento su imagen fue rescatada por su pueblo; su voz, guardada en el corazón de quienes sufren; su historia aprendida con ira y con amor.

Lo recuerdo como integrante del conjunto Cuncumén, grabando algunos temas como solista, aprendiendo junto a Violeta Parra, estudiando la puesta en escena de "La remolienda" (una de las muchas obras que dirigió), cantando en la Peña de los Parra, dirigiendo la Casa de la Cultura de Ñuñoa, participando en los festivales de la Nueva Canción Chilena.

Y sobre todo, cantando en cada lugar donde su voz fuese necesaria, en escuelas y sindicatos, en poblaciones y teatros, en la TV y en la radio. Ahí estaba, en las campañas políticas y en los trabajos voluntarios ("la primavera que todos/ vamos construyendo a diario").

En esa última entrevista habló de sus recientes trabajos: escribía con Celso Garrido la música del ballet "Los siete estados", de Patricio Bunster, recogía información sobre la masacrede Ranquil con la intención deescribir una obra musical, había comenzado a grabar nuevas canciones. El trabajo quedó inconcluso y la cinta alcanzó a ser rescatada antes de que empezara la bárbara destrucción de libros y de música.

Los niños que aprenden hoy a tocar guitarra, entonan su música, desgranan los acordes de "La partida" y pronuncian su nombre. También en cualquier lugar del mundo, los trabajadores y estudiantes, los artistas del canto y la guitarra traducen sus versos y los cantan en los idiomas más extraños.

Innumerables organizaciones culturales llevan su nombre y le recuerdan cada año al llegar esta fecha. En Chile, la Agrupación Víctor Jara comienza una tarea cultural que irá haciendo realidad muchas de las lecciones que dejó el cantor:

"...mi canto es de los andamios/
para alcanzar las estrellas,/
que el canto tiene sentido/
cuando palpita en las venas/
del que morirá cantando/
las verdades verdaderas.../
...canto que ha sido valiente,/
siempre será canción nueva".

1) Fotografías y textos del libro "Ricardo García, un hombre trascendente". Recopilación de una parte de la vida de Ricardo García. 2) Victor Jara y Angel Parra en el 2º Festival de la Nueva Canción Chilena.

(Ir a Ricardo García, Un hombre trascendente. Parte 2).

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar