Refranes y Otros. Parte 10.

Collage_Refranes_y_otros_2.jpgVolvemos con "Refranes y Otros", que tanto solicitan ustedes, esta vez hemos invitado a Héctor E. Véliz-Meza, con su libro "Palabras con historia". Ediciones de Radio Cooperativa. Año 2003. También un escrito aparecido en "Apuntes Porteños", un libro de Lukas de Ediciones Universitarias de Valparaíso. Año 1987. Y por supuesto un escrito de Oreste Plath, de su libro "Folclor Lingüistico Chileno". Ediciones Fondo de Cultura Económica.

Veamos que nos ofrecen, para nuestro conocimiento...

"Fuente de Soda". Héctor Véliz-Meza.

el_rincon_de_las_guitarras_8_valpo.jpgEn la calle Merced de Santiago, a media cuadra de la Plaza de Armas, en 1833, abrió sus puertas un negocio que de inmediato llamó la atención, porque empezó a vender agua de soda y otros refrescos. Tuvo mucho éxito, pues el gas del ácido carbónico convertía al agua en un líquido muy agradable para combatir los calores del verano.

Ese local de Merced fue la primera fuente de soda que existió en el país y se llamó así porque vendía precisamente soda. De ahí en adelante, en Chile, todos los locales dedicados a vender refrescos y sándwichs, pasaron a utilizar el nombre genérico de fuentes de soda.

"Por las puras huinchas". Lukas.

huinchas_a_marino_lukas616.jpgEn Octubre de 1818, al saberse que una poderosa expedición marítima traía tropas y armamentos para los realistas, salió nuestra modesta primera escuadra a detenerle el paso. Los resultados del crucero fueron felices. Después de apresar a la María Isabel, poderosa fragata y varios transportes, la escuadra regresó a Valparaíso, resplandeciente de gloria.

"El país parece alucinado por tan súbito cuanto rotundo e inesperado éxito". "La imaginación sobreexcitada veía por delante una gloriosa carrera de triunfos" y "durante ocho días, la vida... fue un sarao ininterrumpido".

Los tripulantes fueron festejados y premiados. Se les colocó una huincha verde sobre el hombro izquierdo y se les asignó un premio en dinero.
El dinero no llegó nunca y, desde entonces, se usa la expresión "hacer algo.. . por las puras huinchas".

Gallinero. Héctor Véliz-Meza.

gallinero.jpgSe le llama jocosamente gallinero a la galería de un teatro; a su localidad más alta, también conocida como paraíso. Existen dos versiones para justificar este nombre tan pintoresco.

La primera se refiere a su altura y a la disposición de sus asientos que, para algunos, semeja un gallinero. Para otros, es consecuencia de la gritería de desaprobación que, antiguamente, se generaba en esas localidades -las de menor valor- cuando al público no le agradaba un espectáculo; en tales oportunidades, la gritería era de tal magnitud que la galería parecía un gallinero alborotado.

Para el pago de los Bomberos. Oreste Plath.

CARRO-BOMBEROS.jpgEl incendio de la Iglesia de la Compañía, ocurrido en Santiago el 8 de diciembre de 1863, que produjo dos mil víctimas, fue un poderoso incentivo para que se formara una Compañía de Bomberos. En esta obra cúpole importante participación a don José Claro y Cruz.

Tres días después del incendio, que fue una catástrofe que ennegreció el cielo de la capital y abrazó con su dolor a todo el pueblo chileno, apareció en la prensa un modesto pero histórico aviso que llamaba a los jóvenes a llevar a cabo la idea de establecer una Compañía de Bomberos. Ese pequeño aviso tenía una firma: José Luis Claro y Cruz.

Desde aquel día es la obra más generosa y más espontánea que ha nacido en Chile.
Al llamado que el señor Claro hizo por la prensa acudió una legión de generosos corazones. Y se formó la institución de los bomberos voluntarios, que es la escuela más brillante y más hermosa del desinterés y de la abnegación.

De aquí que se diga Para el pago de los bomberos para indicar que la deuda contraída no se pagará nunca. Esa ocasión no se presentará porque los caballeros del fuego no tienen sueldo. El pago de los bomberos no existe. Los bomberos chilenos, gracias a su perfeccionamiento, a su eficiencia, colocan a la institución entre las mejores del mundo. Son enfilados voluntarios a una promesa de servicio y sacrificio.

Fotografías: 1) Collage con los tres libros descritos en el artículo. 2) El Rincón de las Guitarras en Valparaíso. 3) Dibujo de Lukas, referido a la postura de "las huinchas". Del libro Apuntes porteños. 4) Gallinero. 5) Carro Bomba.

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar